Productos de ALION

Noviembre de 1992 marca la fecha del nacimiento de Bodegas Alión. Con este nuevo reto, la familia Álvarez desea demostrar que Vega Sicilia, la legendaria bodega de la Ribera del Duero, puede elaborar vinos del siglo XXI, que luzcan a la vez todas las características de sus compañeros de la Denominación de Origen.

FAMILIA ÁLVAREZ

Con seriedad y rigor, como es estricta norma de la casa, la familia Álvarez, con David Álvarez y su hijo Pablo al frente, ha ido poniendo en pie el proyecto. Desde la fecha de la compra hasta el momento en el cual se empiezan a denominar como Bodegas Alión, deciden plantar viñedos, eliminar todo el stock de la marca, cambiar las barricas y adecuar las instalaciones para que puedan estar a la altura del vino que allí se quiere elaborar.

EL ENTORNO

Los suelos de Alión son suelos formados con materiales aportados por el rio Duero a lo largo de miles de años, formando terrazas medias y bajas.

Son suelos con buen drenaje, profundos, con alternacia de materiales gruesos y finos junto a gravas cuarcíticas que arrastró el Duero.

La textura franca y fraco-arenosa permite una buena retención de agua que facilita la nutrición de la planta y los carbonatos en profundidad confieren a la uva un fino y maduro tanino que ayudan a conferir la personalidad de Alión.

La Ribera del Duero posee un clima de tipo continental con influencia atlántica. Las precipitaciones son escasas, con medias anuales que no superan los 500 mm, concentradas especialmente en primavera y otoño. La insolación alcanza medias anuales de 2.200 horas de sol, y el rio Duero favorece las neblinas y brumas matinales que configuran una fuente adicional de humedad.

Es un clima que favorece la buena sanidad vegetal siendo los peores enemigos de los viñedos las heladas primaverales y las tormentas de granizo estivales.

EL PROCESO

Siempre prima la calidad. Sea quien sea el interlocutor, en Alión se defiende que la calidad máxima es lo único que se busca en la elaboración de sus vinos. Este nivel de autoexigencia se ve reflejado en todo el proceso. Vinos modernos pero que siguen la tradición; la marca de la casa.

LA VENDIMIA

El compromiso por la calidad que asume esta bodega comienza en el momento mismo de la vendimia, para la que se siguen criterios prácticamente idénticos a los de la bodega madre: controles previos de madurez de las uvas que indicarán la fecha de inicio de la vendimia, selección de las uvas con un de 13º de alcohol potencial, etc. La única diferencia es que la totalidad de la uva utilizada es tempranillo, procedente de cepas más jóvenes que las destinadas para los vinos Valbuena 5º Año y Vega Sicilia Único
La cosecha se recoge a mano. Las uvas son transportadas en cajas de 12 kilos a la bodega; allí se efectúa la segunda selección antes de proceder a su entrada en los depósitos de fermentación.

LA FERMENTACIÓN

El tiempo de fermentación es flexible; puede oscilar entre los ocho y veinte días dependiendo de la madurez de las uvas. Respecto a la temperatura de fermentación, normalmente parte de los 15 grados y puede llegar hasta los 30 y 32, cifras que, en general, se hallan en consonancia con las tendencias enológicas actuales. El objetivo, en cualquier caso, es obtener una buena extracción polifenólica que aportará el color generoso y la estructura firme que constituyen parte de las señas de identidad de este vino.

LA CRIANZA EN BARRICA

Una vez finalizada la fermentación alcohólica y malolactica, el vino se mantiene en los depósitos al frío hasta el mes de enero, momento de la crianza. Para entonces, el vino, vertido en las barricas de roble nuevo, va formando su carácter en un espacio perfectamente medido. La colocación de todos los recipientes se ha estudiado al milímetro, creando un riguroso orden geométrico.
De catorce a veinte meses, vino y madera mantienen una conversación silenciosa y se impregnan el uno del otro. En este especial diálogo, la madera transmite toda su pureza ysu fuerza, pero hay que aguantar sus embates; de nada sirve un roble de primera si el vino se desploma al primer asalto. Sólo una base carnosa y la estructura firme aseguran una lucha en igualdad de condiciones.
La barrica, al igual que en la bodega madre, es objeto de una atención muy especial y responsable en parte de la elegancia que exhibe el vino.

EL EMBOTELLADO

El proceso de embotellado de los vinos se lleva a cabo en una instalación muy moderna, destacando el doble sistema de control mecánico y químico de los corchos que realiza la bodega. Para ello, las muestras enviadas por el fabricante son remitidas al prestigioso laboratorio galo Excel. Si cumplen los requisitos exigidos, se da la orden al proveedor para que mande el pedido. A su recepción, se extraen muestras aleatorias de los diferentes lotes, que son remitidas de nuevo a Francia para su estudio. Si el pedido está conforme a las reglas de calidad de la bodega, se procede al embotellado de sus vinos utilizando estos corchos.

LA CRIANZA EN BOTELLA

Al vino le ha llegado el momento de reposar en la botella; una etapa imprescindible para hermanar caracteres, armonizar aromas y sabores, y ensamblar fruta y madera. Alión deja el vino en botella unos quince o dieciséis meses antes de su salida al mercado.

El tiempo en barrica dependerá de las características particulares de cada añada.
Mostrando 1 - 4 de 4 productos